Pintura Conductiva Antiestática Poliuretano

  • 0

Pintura Conductiva Antiestática Poliuretano

En nuestra siguiente obra hemos realizado la aplicación de la pintura conductiva antiestática poliuretano a los suelos de una planta industrial localizada en Vizcaya.

La pintura antiestática, así como otros pavimentos antiestáticos son muy usados en las denominadas “salas blancas”, industria de electrónica e informática , y lugares donde una descarga de electricidad estática puedan comprometer la fabricación o manipulación de productos, así como poner en riesgo a los operarios.

Dependiendo de las necesidades y exigencias de la actividad a desarrollar, el suelo antiestático debe ser conductivo en diferentes grados, superando las medidas establecidas en cada situación.

En esta ocasión, la planta industrial que tenemos que tratar con pintura conductiva antiestática de poliuretano, está compuesta por dos sectores separados. Uno de los suelos, presentaba un pavimento de resina epoxi previo y el otro, al tratarse de un suelo nuevo, simplemente tenía aplicado hormigón pulido. Para ambos casos, el tratamiento será similar.

Como es habitual, comenzamos el tratamiento de los suelos realizando las labores de acondicionamiento previo. Para ello desbastamos las superficies mediante el paso de desbastadoras orbitales, conectadas a aspiradores industriales. El desbastado abrirá el poro del suelo de resina epoxi y el suelo de hormigón, eliminando cualquier rastro de suciedad, grasa y aceite vertido en los mismos.

Una vez que el suelo está listo y limpio, tomamos las medidas correspondientes para crear las celdas y tomas a tierra mediante el pegado de cinta de cobre. Dependiendo de las necesidades y requerimientos, la distancia entre las líneas de las celdas y el número de tomas a tierra será mayor o menor.

Una vez trazado el campo conductivo, aplicamos una primera capa de imprimación conductiva antiestática de poliuretano de dos componentes base disolvente. Dicha imprimación penetrará en el poro generado en la superficie y nos servirá como puente de adherencia para la posterior pintura.

Tras dejar secar durante 24 horas, aplicamos una primera y segunda capa de pintura conductiva antiestática de poliuretano, intercaladas entre si con su correspondiente plazo de secado.

En Kemag no solo somos aplicadores de pintura antiestática, si no que además contamos con un ingeniero químico en la plantilla que nos permite fabricar esta pintura entre otras. Eso no solo es una ventaja a nivel económico, la cual repercute en un precio menos costoso para el cliente, si no que además nos permite ajustar las cargas de resina y compuestos que forman la pintura antiestática, logrando así alcanzar con la misma cualquier medición y exigencia que solicite el espacio de trabajo a tratar.


Leave a Reply