Pavimento Continuo Decorativo

  • 0

Pavimento Continuo Decorativo

Pavimento Continuo Decorativo

En nuestra siguiente obra hemos llevado a cabo la aplicación de un Pavimento Continuo Decorativo de resina epoxi a los suelos de una vivienda completa en Bayona, Francia.

Los pavimentos decorativos continuos son una excelente opción a la hora de llevar a cabo el acabado de los suelos en viviendas, locales, oficinas, museos, etc. gracias a su estética agradable y moderna y su fácil limpieza, lo que aporta un alto grado de higiene al lugar.

     

Existen diversos sistemas de pavimentos decorativos continuos, como es el caso del Microcemento, Epoxi, Cementosos, Hormigón Pulido, etc. que en base a cada situación se suelen emplear con mayor frecuencia en ciertos espacios.

En este caso, si bien el pavimento de epoxi suele ser más usado para el desarrollo de suelos en la industria, el hecho de usarlo en una vivienda es una decisión más que acertada.

     

Un pavimento continuo de resina epoxi aventaja a los demás sistemas en muchos puntos. En comparativa con el Microcemento, el pavimento epoxi es mucho más duro y resistente al paso del tiempo, su aplicación es más rápida y su acabado siempre es más liso, no solo superficialmente, también planimétricamente. En comparativa con el hormigón pulido, es mucho más estético, variable en colores, cálido y con acabado más regular. En comparación con el resto de pavimentos decorativos cementosos o niveladoras las ventajas del pavimento epoxi son superiores en todos los puntos.

     

Por destacar alguno de ellos, los pavimentos cementosos o niveladoras son menos resistentes, tienen menor capacidad autonivelante, lo que supone más imperfecciones y en numerosas ocasiones se fisuran y agrietan con el paso del tiempo, problemas que no encontraremos en el caso de los pavimentos decorativos continuos de resina epoxi.

     

Una de las cuestiones que siempre ha alejado al pavimento epoxi de los suelos de las viviendas es su acabado demasiado industrial, pero eso no tiene porque ser así. Existen diversas opciones de acabarlo y mejorar su apariencia final. Los tonos y colores se pueden definir con acabados en pinturas o esmaltes y el brillo excesivo del epoxi se regula al gusto con barnices transparentes satinados o mate. De este modo, tendremos el acabado deseado, conservando todas las excelentes condiciones que nos aportan los pavimentos epoxi.

     

Centrándonos en la aplicación, hemos comenzado el tratamiento del suelo como es habitual con el acondicionamiento previo. Para ello hemos procedido a desbastar la superficie de hormigón con el fin de abrir el poro y eliminar los restos de suciedad. Tras ello aspiramos correctamente toda la superficie.

Una vez lista, procedimos a aplicar una capa de imprimación epoxi. Al tratarse de una superficie exenta de humedad, hemos usado una imprimación epoxi base disolvente. Cuando la superficie que nos encontramos presenta humedad, en dicho paso se usa una imprimación epoxi al agua, que actúa como puente de adherencia entre el hormigón y el posterior pavimento epoxi. Este punto es fundamental a  tener en cuenta si queremos que el posterior pavimento epoxi se adhiera correctamente al suelo, sin desprendimientos futuros.

     

Una vez seca la imprimación epoxi, aplicamos una capa de resina epoxi autonivelante coloreada, mediante el uso de la llana, alcanzando un espesor de 3-4 mms, el cual en este caso ha sido suficiente para corregir y nivelar todos los defectos del suelo previo.

Con la superficie nivelada y continua, procedimos a aplicar 2 capas de pintura epoxi en la tonalidad deseada, en este caso color blanco hueso. Dicha pintura aportará al pavimento continuo un aspecto perfecto, corrigiendo las pequeñas marcas que deja la llana y el rodillo de púas.

     

Tras ello, tenemos una superficie continua, regular y con un excelente acabado, pero precisa la protección final y la corrección del brillo al gusto. Para ello, aplicamos 3 capas de barniz poliuretano satinado. Dicho barniz crea una capa de protección sobre el pavimento, evitando así que cualquier vertido o suciedad alcance en algún momento el pavimento y manche o dañe el mismo.

Su resistencia es excelente, su limpieza es sencilla y su acabado satinado aporta al pavimento continuo epoxi una estética elevada y totalmente adaptada y agradable para una vivienda.

Es seguramente un suelo que pasará de generación en generación!!!


Leave a Reply