Colocación de Pladur Ignífugo y Pintura Intumescente

  • 0

Colocación de Pladur Ignífugo y Pintura Intumescente

Colocación de Pladur Ignífugo y Pintura Intumescente

En nuestra siguiente obra hemos realizado la Colocación de Pladur Ignífugo y Pintura Intumescente a las vigas y estructuras metálicas en una nave industrial ubicada en la localidad de Oiartzun, provincia de Guipuzcoa.

     

Se trata de una nave industrial que se encuentra en reforma completa con el propósito de la instalación de una nueva empresa y actividad en la misma. Debido a ello, según la normativa contra el fuego actual, es preciso que toda la estructura metálica que da sujeción a las paredes y techos de la nave, lleven una protección mediante pintura intumescente alcanzando las exigencias de grado RF120. Al mismo tiempo, deberá contar con pladur ignífugo en todo el perímetro del techo a una distancia de 1,50 metros desde la pared.

     

Dicha empresa, la cual ya nos había contratado unos meses atrás para aplicar pintura epoxi a todos los suelos de la nave, ha decidido volver a contar con nuestros servicios, en este caso para la Colocación de Pladur Ignífugo y Pintura Intumescente.

     

Comenzamos la obra con la colocación del pladur ignífugo. Para ello, colocamos un perfil metálico a lo largo de toda la pared. Dicho perfil servirá de apoyo para uno de los extremos de las placas de pladur. Tras ello, medimos y cortamos las placas de pladur ignífugo.

     

Anclamos las mismas en el perfil y en el otro extremos atornillamos las mismas al techo, asegurando su correcta fijación. Una vez colocadas todas las placas de pladur ignífugo, procedemos a rellenar todos los espacios huecos correspondientes a zonas donde el pladur no recubre en su totalidad, con espuma de poliuretano ignífuga en spray.

A diferencia de las espumas comunes, la espuma ignífuga es una espuma de poliuretano monocomponente indicada para el relleno, fijación y aislamiento dónde se requiera una clasificación de reacción al fuego B1 y una resistencia al fuego de hasta 4 horas (RF-240), siendo el producto ideal para este tipo de trabajos.

     

Tras ello, procedemos a sellar todas las juntas y perforaciones del pladur ignífugo con masilla intumescente. En presencia del fuego, la masilla intumescente se expande, evitando así la propagación de gases y restringiendo el incremento de temperatura a través de las distintas partes de la estructura. La resistencia al fuego que proporciona esta masilla, depende de las dimensiones de la junta o de las características de los huecos a proteger.

     

Una vez secos los productos aplicados previamente, recubrimos todas las placas de pladur ignífugo con pintura intumescente, en varias capas, hasta alcanzar el espesor y los kilos de material por metro cuadrado exigidos por la normativa.

     

Realizamos la misma aplicación de pintura intumescente a todas las vigas y estructura metálica de toda la nave industrial. Tras ello, la nave estará en condiciones de aprobar las inspecciones correspondientes a la normativa de prevención de incendios y obtener el correspondiente certificado óptimo contra el fuego.

 


Leave a Reply