Monthly Archives: septiembre 2017

  • 2

Pavimento Para Naves Industriales en Guipuzcoa

Pavimento Para Naves Industriales en Guipuzcoa

Una de nuestras especialidades y trabajos que más llevamos a cabo, es la aplicación de pavimentos para naves industriales. En nuestra provincia Guipuzcoa, así como provincias cercanas, tenemos numerosas obras realizadas en naves y plantas industriales.

Existen diversos sistemas y posibilidades a la hora de tener que aplicar un pavimento en el suelo de una nave industrial. Cada sistema se adapta mejor a cada situación y en cada caso deben tomarse muchas variables a considerar.

     

Lo primero a evaluar es el estado del suelo existente en la planta industrial, si el mismo presenta un pavimento antiguo o no, si dicho pavimento está correctamente adherido o parcialmente, si por el contrario se encuentra el hormigón “virgen” sin ningún tipo de pintura para suelos o tratamiento antipolvo superficial. Tras ello se deben evaluar otras condiciones, que determinarán la decisión del pavimento a aplicar; tales como la humedad del ambiente y suelo, la cantidad de grasa o aceite filtrado a lo largo del tiempo, etc.

     

En esta ocasión nos han designado un trabajo de rehabilitación del suelo en una nave industrial ubicada en la localidad de Azpeitia. Debido al desprendimiento parcial de la pintura de poliuretano existente en los pasillos de la planta, así como el desprendimiento parcial del pavimento de resina existente en las entradas y zonas de carga de la planta, es preciso rehabilitar los mismos para conseguir una protección del hormigón y mejorar el aspecto estético, reforzando la adherencia y resistencia de los suelos.

En este caso, a la hora de evaluar la causa que ha llevado a que dicha pintura y pavimento se desprendan parcialmente día a día, hemos identificado claramente que la empresa que ha hecho dichas labores previas de pavimentado y pintado, no ha tenido en cuenta un correcto acondicionamiento previo.

     

Confirmado esto, no es recomendable seguir aplicando pavimentos o pintura sobre el suelo existente, ya que el mismo podría desprenderse nuevamente siendo el caso que la base no está correctamente adherida. La solución en este caso, es desprender por completo el suelo existente y aplicar un nuevo pavimento o pintura.

Para ello, hemos procedido a fresar o escarear la zona que tenía el pavimento de resina hasta retirar el mismo. En las zonas que presentaban pintura, nos ha bastado con pasar la desbastadora para desprender la misma. En el caso del desbastado el daño ocasionado al suelo es menor y por lo tanto dicha superficie puede ser re pintada nuevamente. En el caso de la zona escareada, será preciso aplicar un pavimento autonivelante previo, para sanear el daño ocasiona al levantar el pavimento anterior.

     

Al tratarse de un suelo que ha estado desprotegido durante algunos años de actividad de la planta industrial, el mismo ha sufrido vertidos y filtraciones de aceite considerables. Dichas filtraciones han sido absorbidas por el hormigón y por ende hay que bloquear que dicho aceite vuelva a subir, pudiendo así afectar y desprender también el nuevo pavimento. Para bloquear la subida de dicho aceite, el mejor sistema es la aplicación de un pavimento cementoso acrílico. Su excelente adherencia en suelos con alta cantidad de humedad o con filtraciones, nos servirá como puente de adherencia entre el hormigón y la futura pintura epoxi.

Con la superficie ya preparada, procedemos a aplicar 2 capas de imprimación acrílica, principalmente compuesta por látex. Dicha imprimación es esencial para adherir el posterior pavimento cementoso al hormigón. Una vez seca, aplicamos 2 capas de pavimento cementoso acrílico a todos los suelos. La primera capa actuará de base, la cual corregirá los defectos generados por las máquinas y aportará resistencia y espesor al suelo. La segunda capa de pavimento tiene variaciones en la formulación respecto a la primera, con el fin de actuar como pavimento cementosos autonivelante, dando así un aspecto más liso y continuo a la superficie.

Tras dejar secar el mismo, lijamos y aspiramos la superficie y aplicamos una imprimación epoxi al agua. Dicha imprimación será el puente de adherencia entre el pavimento cementoso y la pintura epoxi de acabado.

     

Por último, aplicamos 2 capas de pintura epoxi del color deseado, obteniendo así el acabado de la superficie. Como resultado, obtenemos un pavimento ideal para naves industriales, el cual destaca por tener una excelente adherencia sobre suelos con adversidades o problemas previos, altamente resistente gracias a su composición y con el acabado estético que aporta la pintura epoxi.

 


  • 0

Suelo de Microcemento

Suelo de Microcemento

En nuestra siguiente obra hemos realizado la aplicación de un suelo de Microcemento a una vivienda completa ubicada en las afueras de Bilbao, Vizcaya.

Se trata de una construcción de un chalet nuevo, el cual no dispone de suelo previo y para el desarrollo de su primer suelo han optado por el Microcemento.

     

 

Al tratarse de una vivienda realizada en diversas alturas, en las cuales el salón, habitaciones, cuartos de baño y salas generales están comunicadas por pequeñas escaleras, la continuidad que aporta el Microcemento no se podría obtener con otro sistema.

     

Nos encontramos con un suelo de hormigón semi pulido, el cual presentaba algunos defectos propios de dicho sistema, que afortunadamente corregiremos con las diversas capas de Microcemento.

Como es habitual, comenzamos con el acondicionamiento previo del suelo. Para abrir el poro del hormigón y garantizar la correcta adherencia y eliminación de suciedad superficial, procedemos a desbastar la superficie con una máquina desbastadora.

     

Tras ello aspiramos cuidadosamente toda la superficie de la casa y aplicamos 2 capas de imprimación acrílica, ideal para la posterior adherencia del Microcemento.

A continuación aplicamos una primera capa de Microcemento Base. Dicha capa contiene en su formulación algunos áridos como la arena de sílice, los cuales aportarán mayor resistencia al suelo. Al tratarse de la capa más gruesa, la misma servirá también para recubrir los poros y defectos del hormigón semi pulido.

     

Una vez seca, lijamos la capa base de microcemento y tras aspirar nuevamente procedemos a aplicar 2 capas de Microcemento Fino de acabado, intercalando cada capa con un día de secado, el correspondiente lijado y aspirado.

     

Al tratarse de una formulación desarrollada entre áridos y cemento, en combinación con la resina acrílica, el Microcemento es ideal para recubrir grandes superficies continuas, sin la aparición de grietas o fisuras.

El hecho de que puedan aparecer dichos defectos en el Microcemento, es únicamente debido a dos situaciones:

1- La capa superficial de mortero u hormigón no ha sido correctamente aplicada, presenta grietas considerables, carece de la dureza y firmeza correspondiente, tiene agujeros huecos denominados nidos de abeja por exceso de aire en la mezcla.

2- El Microcemento no ha sido formulado y amasado con la cantidad correspondiente de resina acrílica. Al ser de base agua, en ocasiones dicha resina acrílica suele ser disuelta en exceso con agua y eso generará que la posterior masa de Microcemento no tenga la elasticidad exigida por la superficie.

En el caso de nuestra empresa, además de ser aplicadores, somos fabricantes de Microcemento y diversos productos que usamos para nuestras obras. Eso nos permite conocer a la perfección los aditivos y resinas acrílicas que precisa el Microcemento en su correcta medida. Sumado a ello, nuestro conocimientos en otros materiales y componentes, nos permite mejorar y reforzar dichas formulas. Como resultado trabajamos con un Microcemento de calidad, el cual jamás presentará al cliente un problema de grietas o fisuras en nuestras aplicaciones.

     

Una vez que tenemos la superficie con el Microcemento ya aplicado, procedemos a lijar la misma para quitar las últimas imperfecciones que deja la llana y aspiramos cuidadosamente toda la superficie para optimizarla de cara a la aplicación del barniz final.

Como acabado, aplicamos 2 capas de barniz poliuretano base agua satinado ideal para interiores. Dicho barniz es muy común para exteriores debido a su función de permeabilidad y en dicho caso es ideal también para el Microcemento, ya que permite que el mismo finalice su secado completo durante al menos 2 semanas, a la vez que protege el mismo de cualquier vertido o suciedad, evitando que se ensucie o manche.

     

Como resultado, obtenemos una vivienda con pavimento continuo de Microcemento, que combina la elegancia de dicho sistema, con la higiene y fácil limpieza que conlleva el mismo.