Monthly Archives: marzo 2017

  • 0

Pintura Epoxi Antideslizante Para Suelos

Pintura Epoxi Antideslizante Para Suelos

En nuestra siguiente obra hemos realizado la aplicación de Pintura Epoxi Antideslizante Para Suelos en los almacenes de distribución de bebidas de Schweppes Guipuzcoa.

Nos encontramos con casi 4.000 metros cuadrados de suelo, dividido en dos almacenes a los cuales se les aplicarán dos tratamientos de pintura epoxi diferentes en base a sus necesidades.

    

En una primera planta, al tratarse de la zona de almacén donde se acumulan reservas de bebidas con menor consumo, las exigencias del suelo al paso de las carretillas elevadoras será menor, en comparación con la segunda planta, donde se almacenan bebidas de consumo cotidiano y donde las carretillas ponen al suelo en exigencia durante 3 turnos consecutivos cada día.

En ambas plantas, el acondicionamiento previo del suelo es el mismo. Al encontrarnos con un hormigón “vírgen” el cual se encuentra dañado considerablemente por el tránsito y sucio por los vertidos, es primordial comenzar con la preparación del suelo mediante el desbastado del mismo. Con el desbastado del suelo conseguiremos abrir el poro del hormigón, eliminar todo resto de suciedad y grasa y dejar una superficie óptima para posterior adherencia de la pintura epoxi.

    

Una vez desbastada y aspirada la superficie, comenzamos por aplicar una capa de imprimación epoxi a la misma. Dicha imprimación ya coloreada, será la base que nos aportará la correcta adherencia entre el hormigón y la pintura epoxi. Una vez seca la misma, procedemos a sellar y rellenar los desperfectos más grandes con masilla epoxi.

En la primera planta, la cuál va a tener menor exigencia, procedimos a aplicar 2 capas de pintura epoxi, delimitando los pasillos en diferente color y obteniendo así un acabado liso y estético, resistente, de fácil limpieza y mantenimiento.

    

En la segunda planta en cambio, al tratarse de una superficie que va a tener mayor exigencia, también precisa de mayor resistencia. Para ello hemos aplicado 2 capas de pintura epoxi antideslizante. La misma es creada por dos capas de pintura epoxi y áridos, tales como la arena de sílice, que en su correcta medida aportarán al suelo una resistencia mayor, un acabado estético óptimo y si bien su limpieza y mantenimiento será algo más complicado; las ventajas de tener un acabado que soporte el constante tránsito de carretillas con peso sin dañar el suelo, estará por encima.

    

Tras años de uso, en un futuro bastará simplemente con aplicar alguna capa de pintura epoxi extra sobre dicha superficie, para volver a tener un suelo nuevo e impecable.

    

Al tener un sistema basado en resinas epoxi y correctamente adherido al suelo, podemos garantizar que el mismo cumplirá con su propósito durante muchos años, de hecho estamos tan seguro de ello que en Kemag garantizamos todos nuestros trabajos por escrito con 10 años de garantía.

 


  • 0

Pavimento de Microcemento en Parque Ecológico de Plaiaundi Guipuzcoa

Pavimento de Microcemento en Parque Ecológico de Plaiaundi Guipuzcoa

En nuestra siguiente obra hemos realizado la aplicación de un Pavimento de Microcemento en Parque Ecológico de Plaiaundi Guipuzcoa.

El Parque Ecológico de Plaiaundi forma parte de la bahía de Txingudi, un espacio natural de reconocido valor ecológico tanto por ser el mejor ejemplo de medio marismeño existente en Gipuzkoa como por su privilegiada situación para que diversas aves migratorias fijen ahí su zona de refugio. Es un espacio que recomendamos visitar si tiene pensada una salida familiar y agradable por Guipuzcoa.

    

Recientemente se ha llevado a cabo una obra de remodelación general en dicho centro y entre ello se han realizado tareas de mejoras en el suelo de la explanada principal; tales como la instalación de calefacción mediante suelo radiante. Eso implica una serie de cambios en el suelo, los cuales han sido asignados a nuestra empresa.

Como empresa especializada en todo tipo de pavimentos, nos hemos encargado en esta ocasión de aplicar la capa de mortero de recrecido y el acabado de Microcemento sobre el suelo de las instalaciones.

Partiendo desde un suelo de hormigón, comenzamos con su preparación mediante el acondicionamiento previo. Para ello procedemos a desbastar todo el suelo mediante el uso de desbastadoras pulidoras con el fin de abrir el poro del hormigón y obtener así una excelente adherencia.

    

A continuación aplicamos 2 capas de un promotor de adherencia formulado principalmente con resinas elásticas, que sumado al espolvoreado de áridos, proporcionan una superficie óptima para adherir prácticamente cualquier tratamiento sobre el hormigón.

    

En la siguiente etapa, los instaladores de suelo radiante se encargaron de realizar dicha tarea. Una vez colocado el suelo radiante, nuestra empresa se ha encargado de proyectar un recrecido de 6 cm de espesor que cubriendo toda la lámina, aportará la base del suelo.

Existen muchas empresas dedicadas a la proyección de mortero de recrecido, pero en Kemag consideramos que dicha labor debe ser realizada por el mismo gremio que dará el acabado del suelo o al menos bajo el control y supervisión del mismo. Un mortero de recrecido formulado con aditivos y resinas elásticas y en mano de profesionales, proporcionará al suelo una superficie óptima para el Microcemento y cualquier otro acabado.

    

Una vez seco, nos encargamos de preparar la superficie y aplicar el pavimento de Microcemento. Disponemos de una amplia experiencia en la aplicación de Microcemento y os invitamos a ver nuestros trabajos realizados, en nuestra categoría de Microcementohttps://www.kemag.es/category/microcemento/

Tras lijar y aspirar la superficie aplicamos dos capas de imprimación acrílica. Posteriormente damos una primera capa de Microcemento Base que sellará el poro del mortero y será la base para el Microcemento de acabado.

    

Una vez seca, repetimos los trabajos de lijado y aspirado habituales entre capa y capa, y aplicamos una capa de Microcemento de acabado, que nivelará y alisará la superficie.

    

Tras la misma, revisamos al detalle los defectos más pequeños y aplicamos la capa final de Microcemento de acabado fino.

    

Una vez concluida la aplicación total del pavimento de Microcemento, solo nos queda lijar revisando al detalle toda la superficie y aplicar 3 manos de barniz de poliuretano al agua, con acabado mate, que proporcionará al suelo durabilidad, resistencia y protección.

     

El secado final del Microcemento concluirá aproximadamente 15 días después desde la aplicación de la última capa, los que irá permitiendo que poco a poco se vayan eliminando las humedades que generan sombras y diversidad de tonos, hasta alcanzar la apariencia habitual del Microcemento.

    

Como resultado obtenemos un nuevo suelo, que tras mejoras en materia de calefacción y consumo, también ofrecerá a sus visitantes un ambiente más acogedor gracias al acabado en Microcemento.