Aplicación de Microcemento en Navarra

  • 0

Aplicación de Microcemento en Navarra

Aplicación de Microcemento en Navarra

En nuestra siguiente obra hemos realizado la aplicación de microcemento en Navarra, en una vivienda ubicada en el Valle del Baztan. Hemos aplicado microcemento tanto en interior como en exteriores.

Nos encontramos un suelo antiguo de plaqueta, que abarcaba cocina, salón principal y terraza exterior. Las demás zonas de la casa habían renovado recientemente los suelos de madera y la vieja plaqueta no acompañaba a la estética actual. Con el fin de mejorar los suelos y evitar retirar la plaqueta que se encontraba en buen estado de adherencia, se ha optado por aplicar Microcemento sobre la misma.

    

Para el caso de los suelos interiores, hemos aplicado Microcemento Fino y para el caso del suelo exterior hemos aplicado MicroStone, que es un Microcemento granulado antideslizante, con una mayor resistencia y elasticidad, ideal para espacios exteriores.

    

Como es habitual, comenzamos con el acondicionamiento previo del suelo. Para ello, procedemos a desbastar toda la plaqueta hasta remover la película de esmalte superficial y de ese modo abrir el poro. Una vez limpia y lista la superficie, procedemos a aplicar 2 capas de imprimación a base de resinas acrílicas de alta adherencia.

    

Una vez seca la imprimación, aplicamos una primera capa de Microcemento tixotrópico, el cual tiene por objetivo rellenar y sellar todas las juntas de la plaqueta y de ese modo evitar que se sigan repitiendo en futuras capas. Dicho microcemento tixotrópico es el usado habitualmente para las paredes, ya que su principal propiedad es justamente la de evitar descuelgues o movimientos de la masa.

    

Con las juntas selladas, procedemos a aplicar una capa de Microcemento Base Autonivelante. Está será siempre la capa más gruesa y resistente. Cuenta con un espesor aproximado de 2 mms, el cual se encargará de corregir los principales defectos de nivelación del suelo.

    

Tras dejar secar al menos 24hs, procedemos a lijar el mismo y aplicar entre 2 y 3 capas de Microcemento Fino de acabado en los suelos interiores y 2-3 capas de MicroStone en los suelos exteriores.

    

Una vez finalizado, lijamos suavemente los pequeños defectos y procedemos a aplicar 3 capas de barniz poliuretano al agua. Dependiendo del acabado que deseemos, se puede optar por barniz brillo, satinado o mate. En esta ocasión, hemos elegido el satinado, el cuál con el paso del tiempo será muy fácil de mantener y relucir con un poco de cera.